En geología se llama roca al material compuesto de uno o varios minerales como resultado final de los diferentes procesos geológicos. Las rocas están sometidas a continuos cambios por las acciones de los agentes geológicos, según un ciclo cerrado (el ciclo de las rocas), llamado ciclo litológico, en el cual intervienen incluso los seres vivos. De los casi 2000 minerales que se conocen actualmente, pocos son formadores de rocas: cuarzo, feldespatos, micas, minerales arcillosos, mineral de hierro, clorita, horblenda, olivino, calcita y dolomita.

Las rocas, según la naturaleza básica de su contenido mineralógico, están comprendidas en 4 categorias:

Rocas monominerales: como su nombre lo indica están constituidas por solo un mineral; por ejemplo, algunas calizas y marmoles.

Vidrios naturales: por lo común son casi homogéneos pero no tienen una composición química definida.

De materia organica: son el resultado de un producto vegetal o animal; por ejemplo; el carbón mineral y el petróleo.

Agregados: formados por dos o mas minerales. A esta categoría pertenecen la mayoría de las rocas.